viernes, 17 de julio de 2015

Si quieres que congeniemos en Second Life



Si quieres que nos llevemos bien, tienes que ser una persona parlanchina y con mucho que contar, porque yo soy de pocas palabras, no valgo pa estar haciéndome el graciosillo como la mayoría, y suelo quedarme sin saber qué decir.

Además, se me reconoce por responder a todo el mundo, siempre y rápido. Por eso, si algún día te pregunto por qué tardas 5 minutos en responderme, no te va a valer el truco de darle la vuelta a la tortilla diciéndome que yo hago lo mismo. (Go to pestaña 1 de mi perfil)

Si en la distancia (separados por muchos o pocos kilómetros) no eres valiente conmigo y no me demuestras nada, no esperes que confíe en tu valentía cara a cara, en el cuerpo a cuerpo. 

Second Life: Muñequito y muñequita no existen.



La muñequita y el muñequito no existen. No se sustentan sobre ningún soporte físico que no sea un disco duro (como el que tenemos dentro del PC pero a lo grande) instalado en algún ordenador en California. Abrimos Second Life y ese computador gringo comienza a mandar órdenes hacia nuestro PC para que distribuya lucecitas a lo largo de nuestra pantalla de forma que creamos que ahí viven muñequito y muñequita. Pero no son más que una ilusión óptica, porque el muñequito y la muñequita en realidad no están ahí. Porque ni siquiera son como una muñequita o un muñequito que tengamos sobre la cama en casa, que sí existen y podemos agarrarlos. 

En Second Life podemos ponerles ropa al muñequito y a la muñequita, hacerlos bailar, construir casas y hasta deborar genitales ajenos, pero no existen más que en un disco gringo que los tiene almacenados magnéticamente como ceros y unos. Este podría ser el muñequito 10101010101010101010101001010000 y esta la muñequita 10101010000101010101010101001010. Abrimos SL y el ordenador gringo nos manda esas cadenas binarias, para que creamos que les estamos poniendo ropa, que los estamos haciendo bailar, o que los estamos haciendo morir de placer. Pero cerramos SL, apagamos la compu, y pluf... la muñequita y el muñequito han desaparecido. Podemos seguir mirando la pantalla pero solo veremos una superficie negra, suave y lisa.

¿Quiero decir con esto que debamos ignorar los sentimientos de los demás? Por supuesto que no, dado que a todos en mayor o menos medida nos han dañado en SL y estaremos de acuerdo en que no es plato de buen gusto. ¿Quiero decir con esta reflexión que no debamos mezclar RL ySL? Tampoco, porque es un aburrimiento estar todo el rato hablando de prims. 

Cuando introduzcas tu username+contraseña y aparezcas en el grid de Second Life eres libre de creer que de verdad estás calzando esos zapatos slink de medio metro de tacón, eres libre de creer que tienes dos tetas como dos balones medicinales, eres libre de creer que tu novio tiene un rabo como una barra de pan, eres libre de creer que eres un machote dominante cuyas dos esclavas (que si no las has visto por webcam seguramente sean tíos con más rabo que tú) chorrean flujo entrepierna abajo cada vez que apareces por la mazmorra, eres libre de creer que tu bebé-prim (que eso sí que alcanzaría el rango de muñec@ de un muñec@) es más guap@ que el bebé-prim de tu hermana-SL... pero por favor, no pienses que al igual tú, yo también voy a creer que soy mi muñequito, que tengo unas gafas de sol tan chulas como las de mi muñequito, y que tengo la espalda como un armario ropero igual que mi muñequito, porque no me identifico con él. Él es él (y no existe) y yo soy yo.

Si todos los usuarios de Second Life comprendieran esto, habría muchos menos problemas.

Dicho esto, aclarar que tener esta conciencia de la inexistencia de muñequito y muñequita no implica que ignoremos que quien lo y la maneja es una persona. Pero no podemos pensar por ello que esa persona es el muñequito o la muñequita porque entonces sería precisamente cuando estaríamos desnaturalizando a esa persona, convirtiéndola en muñequita o muñequito que al fin y al cabo es un conjunto de luces de colores en la pantalla.

La verdad es que SL es un campo de investigación psicológica fascinante. Por ejemplo al comprobar cómo, no solo muchas y muchos creen realmente ser su muñec@, sino que pretenden que los demás también nos creamos el nuestro, llegando a odiarnos o a despreciarnos si no lo hacemos.

En definitiva.
· ¿Empatizar con los sentimientos de los demás? SÍ.
· ¿Establecer vínculos reales con otras personas (no muñec@s)? También.
· ¿Creerte una diva, una diosa, o un megaDJ? Tú mism@.

· ¿Creer que, al igual que tú, yo también padezco trastorno cognitivo de la realidad?: Ni hablar.




Pedro Pablo.

viernes, 16 de mayo de 2014

Hoy diez curiosidades interesantes sobre el clitoris

El cuerpo de la mujer es algo fascinante (si no es así, que me lo digan los hombres) porque es capaz de albergar vida dentro suyo, y su sexualidad es tan complicada como interesante, por lo que vale la pena analizarlo como hago yo. 

Una de las más misteriosas y a la vez divertidas zonas del cuerpo femenino es el clítoris, un minúsculo órgano capaz de generar un inmenso placer sexual a las féminas. Así que, si el mes pasado os comenté diez cosas que no sabíais sobre el pene, hoy os traigo diez cosas que quizá tampoco sepáis sobre el clítoris.

1. EL CLÍTORIS SE EJERCITA

Camina todos los días veinte minutos y mejorarás tu capacidad de llegar al orgasmo mediante la estimulación del clítoris, además de ponerte en forma. Caminar aumenta la congestión genital de una mujer en un 168% y el efecto persiste por horas.

2. LA MUTILACIÓN DEL CLÍTORIS ES COMÚN EN CIERTAS CULTURAS

La ablación o mutilación del clítoris es una práctica lamentablemente aún común en algunos países del mundo. En algunos casos, también se cose y cierra la vulva, dejando un único agujero para que salga la orina y menstruación. No se suele hacer por médicos, en condiciones insalubres y suelen conllevar lesiones e infecciones, y, en algunos casos, también la muerte. Esto tan repugnante se hace para eliminar la posibilidad de que las mujeres sientan placer, ya que se cree que son impuros.

3. EL CEREBRO ESTIMULA AL CLÍTORIS

El orgasmo de una mujer se producen gracias a nervios de seis tejidos diferentes. Cuando los impulsos nerviosos del clítoris llegan al cerebro se produce un orgasmo, pero estas vías son diferentes en cada mujer y cambian según las etapas –embarazo, lactancia, menopausia–. Mientras que la corteza cerebral –nuestra parte pensante– dificulta el orgasmo, pero a medida que nos acercamos al clímax el clítoris recoge información sensorial, de la corteza cerebral, el hipotálamo y el sistema nervioso periférico.

4. NO ENVEJECE

Ya sabemos que las mujeres son multiorgásmicas. Y también sabemos que el clítoris es el principal punto de placer del cuerpo femenino. Sin embargo, no envejece: una vez que la mujer alcanza la madurez en su desarrollo, el clítoris mantiene su sensibilidad por el resto de la vida, por lo que tendrá la misma capacidad de llegar a un orgasmo a los 30 y a los 95.

5. UNA SOLA PALABRA

La palabra clítoris viene del griego kleitoris, y significa “llave”. Y el punto curioso es que, te encuentres donde te encuentres, la palabra clítoris es algo prácticamente universal, conocido en todos los países. Eso nos da algunas ventajas si nos vamos de viaje, ¿no?

6. TODOS SON DIFERENTES

Como en todo en la naturaleza, hay variedad. Hay clítoris pequeños, grandes, más escondidos o menos. Algunos aumentan su tamaño cuando una mujer está excitada, uno son muy sensibles y necesitan mucha presión. Por eso, es importante que las mujeres conozcan su propio cuerpo para conocer la mejor forma de recibir placer.

7. SOLO SIRVE PARA EL SEXO

Como bien lees, el clítoris no tiene otra función más que dar placer sexual a la mujer –gracias a Dios–. Si bien las mujeres tienen varios puntos de placer, muchos de ellos tienen otras funciones, mientras que el clítoris no.

8. ES MUY PARECIDO A UN PENE

Aunque hoy en día eso no te lo puedas imaginar, hasta las doce semanas de embarazo, tu cuerpo tenía los mismos genitales que los del sexo contrario. Por esta razón, el clítoris y el pene están hechos de lo mismo pero de forma ligeramente diferente. Incluso, se comporta igual: se erecta cuando se excita, aunque por suerte, al no ser visible, permite a las mujeres no tener que medírselo y compararlo con el de sus amigas.

9. EL CLÍTORIS ES MÁS GRANDE DE LO QUE PARECE

Marie Bonaparte había movido su clítoris mediante una cirugía, para que estuviera más cerca de la vagina, y por ende, pudiera llegar más fácil al orgasmo mediante la penetración –está comprobado que esto es así–. Sin embargo, su idea no funcionó, por lo que ella no sabía es que solo un cuarto del clítoris es visible, mientras que el resto está dentro del cuerpo: está hecho de varias partes, donde la cabeza y el capuchón están por fuera del cuerpo, y el tejido eréctil, glándulas, bulbos vestibulares y pilares están dentro.

10. ES EL MEJOR PARA EL ORGASMO

Si bien los orgamos vaginales existen, solo un 30% consiguen tener un orgasmo únicamente con penetración. El resto requieren algún tipo de estimulación directa del clítoris para conseguir el orgasmo.



 ¿Conocías alguna de estas curiosidades sobre el clítoris? ¿Qué otras curiosidades sobre el sexo y la sexualidad te gustaría saber?




de Wikipedia

jueves, 24 de abril de 2014

La ciencia milenaria de la masturbación.

El remordimiento más antiguo de la historia


Es una de las actividades privadas más realizadas por hombres y mujeres pero, a su vez, de las menos comentadas en público. Te invitamos a un recorrido por la historia del onanismo y te enumeramos los beneficios de la masturbación desde el punto de vista científico.


Hace mucho, mucho tiempo... cuando los hombres iban con lanza y taparrabos, cuando lo importante era sólo la supervivencia de tu clan y de tu especie, toda conducta sexual apartada de la procreación era considerada una traición a los tuyos y como tal, una perversión. No había moralidad, todo era cuestión de supervivencia. El onanismo era una deslealtad a la tribu como todo aquello que no mirase por el procomún.
El hombre de Neanderthal se extinguió hace 30.000 años por no aclimatarse a los cambios de su entorno y de sí mismo, pero antes de hacerlo mezcló parte de su genoma y de sus problemas de identidad sexual con el hombre moderno.
La sociedad patriarcal creció y evolucionó paralelamente con el Homo sapiens, pero heredó ciertos prejuicios de aquel hombre del pleistoceno. Tocarse en el Paleolítico siguió considerándose una forma no productiva de desperdiciar semen y fuerza (para el Adán cromosómico), o una forma de aislamiento social (para la Eva Mitocondrial). Aún así, los dildos de piedra rulaban en las cuevas de la época como las puntas de lanzas o los collares de conchas.
Así comenzó la autoestimulación a escondidas para alimentar el remordimiento más antiguo de la historia.
Pero es el verdadero hombre de nuestro tiempo el que recoge las tradiciones ancestrales de siglos de evolución, mutaciones y gatillazos sexuales, para fabricar la ensalada de prejuicios masturbatorios de la actualidad. Todo ello mezclado con corrientes de hipersexualidad místicas que intentan justificar de forma enrevesada el comportamiento humano autosatisfactorio por excelencia.
Según la mitología egipcia, el dios Atum copulaba con su propio puño para autofertilizarse al mismo tiempo que creaba la vía láctea en una especie de eyaculación mística universal. El big bang fue una gran paja al alcance sólo de la divinidad. Los seres más terrenales tenían que conformarse con la autoestimulación privada pensando en su benefactor.
Hasta las bacanales romanas la masturbación era una actividad de desarrollo íntimo, mundano y símbolo de pobreza (por no poder pagarse las putas) con alguna que otra excepción griega. El gran Diógenes ‘El cínico’ se levantaba la toga en el ágora para estimularse en público al ritmo de sus apologías sobre la autosuficiencia. Hoy estaría maniatado en cualquier manicomio esperando algún tratamiento de choque experimental.
Al despojarse de prejuicios milenarios, la ciencia descubre a finales del XIX que la masturbación no es más que una necesidad orgánica más del hombre, que no es ni imprescindible ni perjudicial, como comer chocolate o usar hilo dental. Y que como tales, su práctica no tiene más peligros que el abuso psicótico inducido por otra patología subyacente.
Fue Sigmund Freud (1856-1939) la primera gran mente que vio en la autosexualidad un beneficio claro para el estrés y una traba a las enfermedades de transmisión sexual, aunque también veía en el onanismo una de las causas (que no síntomas) de ciertas neurosis graves. Mediante ecografías se ha constatado hoy la actividad onanista de ambos sexos en el mismo seno materno, un entorno desnudo de prejuicios, moralidades arcaicas o de resentimientos.
El hombre nace completamente onanista, es la sociedad la que coarta y modela su sexualidad según criterios artificiales y convirtíendo la práctica en un falso estigma social. La prueba de ello es que la masturbación es hoy en día la actividad voluntaria privada más practicada por el hombre pero, a la vez, la menos comentada.
Dildo a vapor del Doctor George Taylor
Dildo a vapor del Doctor George Taylor | Foto: teleobjetivo.org
En 1879 Mark Twain fabrica una de las conferencias satíricas más críticas contra el popular tabú. En ‘Reflexiones sobre la ciencia del onanismo’ hace una aguda ironía de las posturas más rancias sobre el pecado mortal de la autosatisfacción, señalando la hipocresía de la sociedad con una práctica tan común y natural para el equilibrio mental del ser humano. La obra es una sátira constante sobre los “efectos nocivos” del autoplacer:
El onanismo como placer es demasiado fugaz; como ocupación, demasiado agotador; como exposición pública, no genera ingresos y como espectáculo, demasiado aburrido”
La ciencia, además, ha encontrado innumerables beneficios en la autoestimulación de ambos sexos en muchas especies ¿Sabías que las ardillas se masturban después del aparearse para prevenir ciertas enfermedades? ¿Sabías que también tiene beneficios demostrados para el sistema inmune del hombre o que ayuda en la prevención de la cistitis o la inflamación benigna de próstata? También la ciencia ha demostrado que no hay ninguna relación entre excesos eyaculatorios y cáncer de próstata.
En los hombres, la masturbación mejora de forma considerable la movilidad y calidad de los espermatozoides. “Dejar correr el grifo para que salga mejor agua” que diría el sabio... En las mujeres ayuda a que se abra el cuello uterino, mejorando la musculatura pélvica, liberando mucosidad y fluidos cervicales, los cuales suelen albergar bacterias. En ambos sexos la masturbación estimula al cerebro para liberar un torrente de productos químicos como la dopamina, las endorfinas y la serotonina. Estas drogas naturales favorecen la relajación, mejoran el estado de ánimo, ayudan a conciliar el sueño y colaboran en las terapias contra determinadas disfunciones sexuales, como la anorgasmia o la eyaculación precoz.
Los males asociados a las masturbación no son mayores que los de una actividad de bajo riesgo como andar o mascar chicle. Puedes sufrir una fractura de pene con la misma probabilidad que caer en una alcantarilla o ahogarse haciendo un globo.
Pero todavía hay muchas preguntas sin respuesta incluso para la ciencia. Lagunas en el desarrollo y comportamiento de un instinto ancestral.
En agosto de 2000 un caso estremeció a la comunidad científica: un hombre de 73 años diagnosticado previamente con un infarto cerebral presentaba un síndrome colateral de mano alienígena, una enfermedad mental en la que una de las extremidades del paciente parece adquirir vida propia. En este caso la mano izquierda escapaba al control cerebral del propio enfermo, agarrando y tirando objetos involuntariamente. El problema era que uno de esos estos ‘objetos’ era su pene. El paciente extraía inconscientemente sus genitales en cualquier momento (generalmente cuando estaba distraído y conversando con alguien) para estimularlos hasta la erección completa. Los médicos y enfermeros constataron los hechos en las conversaciones de diagnóstico. El paciente, cuerdo y sin disfunción psíquica, sufría episodios de gran frustración, consternación y vergüenza con los hechos. Quizás la única vez en la historia que este sentimiento de culpa esté realmente justificado.

lunes, 7 de abril de 2014

Hace unos días, mi amiga Viudis Sanz tuvo a bien incluir en su blog un enlace a este mío  de "Pedro Pablo y sus cosas" (que actualizo poco, la verdad). Así que, como no podía ser de otra forma, correspondo añadiendo el suyo a la lista de los que aparecen a la derecha de mi blog, de tal forma que cuando ella haga una publicación en el suyo, podremos ver aquí a la derecha el título de su entrada y podremos pincharle para leerlo.

Así que ya sabéis, si os gusta la buena música, podéis estar al tanto de sus progresos profesionales tanto desde su blog como desde este.

sábado, 5 de abril de 2014

Diez cosas que no sabíais sobre el pene

1 -FUMAR ACORTA EL PENE

Atención porque es cierto, este poco saludable hábito no solo afecta a los pulmones y a la sangre sino al pene, se ha demostrado que el consumo de tabaco puede acortar el tamaño del pene en un centímetro ya que el tabaco obstruye la circulación sanguínea y afecta a la erección.

2 -CUANTO MAS ATRACTIVO UN HOMBRE, MEJOR

Según un estudio científico los hombres atractivos tienen un esperma mas fuertes, para llega a esta conclusión el equipo de investigación hizo que unas mujeres seleccionaran al hombre que les pareciera mas atractivo. Y el estudio reveló que el 92% de las mujeres habían escogido a los mayores productores de esperma, que también eran los más atractivos.

3- EL PREPUCIO PUEDE PRODUCIR 23,000 M2 DE PIEL

Pues sí, se puede cultivar tejido adiposo para personas quemadas a partir de prepucios de niños circuncidados la cantidad de piel que se obtiene es de 23,000 M2 es decir, con esa piel podría hacerse una lona que cubriese tres campos de Fútbol.

4 -EL ANIMAL CON EL PENE MÁS GRANDE

En términos absolutos el animal con el pene mas grande es la ballena que tiene un falo de 2,4 metros en estado normal, en estado de erección no se ha podido comprobar debido a la dificultad de grabar a estos animales cuando se aparean. Y en términos de proporción el animal con el pene más grande en relación a su tamaño es el percebe cuyo falo duplica el tamaño del propio animal.

5- EL TAMAÑO IMPORTA

Según unas investigaciones llevadas a cabo por la universidad de Nueva York. Cuanto mas grande sea el pene mas capacidad de eyaculación tendrá y por lo tanto serán mayores las probabilidades de fecundar a una mujer.

6- CIRCUNCISIÓN

Esta sencilla operación que apenas dura unos minutos puede realizarse tanto por prescripción médica, debido a la existencia de un prepucio demasiado largo o estrecho pero también existen otras razones y es que la mayoría de los hombres circuncidados lo están por prescripción religiosa o cultural.

7 -PUEDES FRACTURARTE EL PENE

Si, aunque parezca mentira o una broma puedes fracturarte el pene. De hecho la principal causa de fracturas de pene es un coito vigoroso o salvaje.

8 -EL PENE NO DURA MÁS DE 2:50 MINUTOS DE COITO

Según unos estudios científicos realizados en Alemania el coito dura 2:50 minutos.

9 -EL ORGASMO DURA 6 SEGUNDOS

El orgasmo de un hombre dura 6 segundos frente a los 23 de un orgasmo femenino, la mujer casi triplica el orgasmo de un hombre.

10- HAY DOS TIPOS DE PENE

Hay dos clase de penes, los que se expanden y crecen cuando llega la erección (un creciente) y los que parecen grandes todo el tiempo, pero apenas crecen cuando llega la erección (un exhibicionista).